sábado, 23 de abril de 2016

PREMIO CERVANTES 2015

Fernando del Paso censura “el principio de un Estado totalitario” en México.

 El escritor mexicano Fernando del Paso ha cargado con dureza contra las autoridades de su país en el discurso de entrega del Premio Cervantes 2015, en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares, bajo la presidencia de los Reyes de España. "Las cosas no han cambiado en México sino para empeorar, continúan los atracos, las extorsiones, los secuestros, las desapariciones, los feminicidios, la discriminación, los abusos de poder, la corrupción, la impunidad y el cinismo", ha dicho al comienzo de su intervención.

"Criticar a mi país en un país extranjero me da vergüenza. Pues bien, me trago esa vergüenza y aprovecho este foro internacional para denunciar a los cuatro vientos la aprobación en el Estado de México de la bautizada como Ley Atenco, una ley opresora que habilita a la policía a apresar e incluso a disparar en manifestaciones y reuniones públicas a quienes atenten, según su criterio, contra la seguridad, el orden público, la integridad, la vida y los bienes, tantos públicos como de las personas". Del Paso ha remarcado que "es a criterio de la autoridad, no necesariamente presente, que se permite tal medida extrema". "Esto pareciera tan solo el principio de un Estado totalitario que no podemos permitir. No denunciarlo, eso sí que me daría aún más vergüenza”.
En su silla de ruedas, y con una corbata con los colores de la bandera española, el autor de Noticias del imperio, que dedicó el galardón a sus padres, a la agente y "amiga" Carmen Balcells, y a los poetas mexicanos Hugo Gutiérrez Vega y José Emilio Pacheco, tras la carga de profundidad contra los gobernantes mexicanos, repasó su vida desde su niñez: "Yo no quería nacer y a veces todavía pienso que no quiero nacer".
Del Paso recordó cómo se zambulló en los clásicos de la literatura, Tirso de Molina, Lope de Vega, Garcilaso de la Vega, Góngora, el Arcipreste de Hita, Quevedo, Gracián... Su repaso por los autores españoles llegó hasta la actualidad: Marsé, Javier Marías o Arturo Pérez-Reverte.
Las mayores sonrisas de su discurso las provocó cuando se refirió a las múltiples operaciones y enfermedades que ha sufrido a lo largo de su vida: "15 veces en el quirófano". "Alguien que me vio me dijo: 'Pero hombre, ¿así va usted a ir a España?' y yo le contesté: Yo a España voy así sea en camilla de propulsión a chorro o en avión de ruedas". A lo largo de sus palabras, dejó bien claro su amor por España y la lengua española. Así, para acabar dio gracias a la "casualidad o a la causalidad el haberme hecho súbdito de la lengua castellana. Y Por cierto, también sueño en español".
Antes, el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, ha asegurado que tanto Miguel de Cervantes como el escritor mexicano han enseñado que, cuando cunde el desaliento y la desesperación, "siempre queda ese cachito de esperanza llamado literatura". "Cuando la vida se nos descubre como una derrota anunciada, cuando nos invaden momentos de desaliento, desasosiego e incluso desesperación, cuando nos topamos con muros que impiden toda salida, siempre, siempre, nos enseñan Don Fernando y Don Miguel, queda un bálsamo reparador que nos consuela como una caricia acogedora, como una luz en la oscuridad, como la respuesta viva que da sentido a nuestra existencia", ha señalado el ministro en funciones. El ministro ha recordado cómo el Premio Cervantes 2015 ha practicado "sin empacho" la novela, el cuento, el ensayo, la literatura infantil, la poesía, el teatro o el periodismo.
El ministro subrayó el amor de Del Paso por el idioma español y ha recordado las palabras que pronunció en el homenaje con motivo de su octogésimo aniversario en el Palacio de Bellas Artes en México: "Fue una gran suerte haber nacido en México y hablar y escribir en lengua castellana". La "fascinación" por la obra de Cervantes lo llevó a publicar en 2004 Viaje alrededor del Quijote, un conjunto de ensayos en los que "defiende el goce del texto y reniega del hermetismo de cierta crítica académica".

 http://cultura.elpais.com/cultura/2016/04/23/actualidad/1461406148_644804.html

No hay comentarios:

LA MISIÓN DE EDUCAR

Educar es lo mismo que ponerle un motor a una barca. Hay que medir, pesar, equilibrar... y poner todo en marcha. Pero para eso uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, que ese inexperto barco mientras uno lo trabaja, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hasta islas lejanas. Soñar que cuando un día esté durmiendo nuestra propia barca, en barcos nuevos seguirá nuestra bandera enarbolada. Manuela Fernández

A MI HONORABLE PADRE. 19/05/08

A mi honorable padre.

Me encuentro en una situación difícil, pero cómoda. Es como si flotara en el espacio de los recuerdos. Todo sabe a recuerdos, todo son momentos vividos. Si camino, recuerdo; si pienso recuerdo más intensamente; si tomo cerveza, recuerdo instantes que compartimos; si voy a la compra, él siempre está presente. Todo lo que hay a mi alrededor me recuerda a él. Sueño con su presencia. Fue una persona muy importante en mi vida y para mi vida. Le dije millones de veces que lo quería y eso me reconforta sobremanera. Ahí ando, en estos senderos me encuentro. En alguna ocasión, los lagrimales vierten alguna gota de dolor. Sigo viviéndolo mucho más intensamente que cuando me regalaba su presencia.
Fue un hombre bueno, un buen hombre. Íntegro hasta la exageración. Honesto hasta hacer de la honestidad misma su modo de vivir. Paciente como el mejor chacal que espera el movimiento de su presa para capturarla, él para ayudarla. No tenía palabras de más, las que usaba se llenaban de esperanza y de emoción contenida. Lo quise hasta la profundidad del alma compartida y amiga. Tuve poca comunicación con él en los últimos años porque se apagaba su intelecto y, a la vez, su generosidad de coloso humano.Todo huele a él; todo sabe a él; todo suena a él. A él. A él mismo.

Siempre te recordaré, siempre te querré querido papá.

IN MEMORIAM - Tu hijo Josemari.


A MI MUSA

A MI MUSA

¿Y ahora qué? Ya no estás a mi lado.
Tu presencia se deshace tal el hielo
en fuego, se fija como una obsesión
que me llena y me llega y me yaga
en tremendos nubarrones irónicos
que deshacen amapolas de sueño.
Ese sueño sutil y estremecedor
de tu voz, de tu sonrisa,
de tus angelosos labios,
purpúreos y carnosos.
¡Dímelo al oído cuando estés!
Dime que quieres sólo un susurro mío,
un agradable abrazo mío, tal vez
un espontáneo beso mío.
¡Dímelo cuando estés!
Dime que el sueño sueña,
dime que el amor ama,
dime que sin llorar lloras,
dime que no podemos hacer nada,
dime que me quieres.
¡Dímelo cuando estés!
Te quiero a morir, planeta de mis sueños.

PARA MI VIDA, PARA TI.


PARA MI VIDA, PARA TI.

Amor, azucena celestial,
que nada entre espumosas olas,
¿por qué no me dices que me quieres?
¿por qué no colocas tu dulce,
perfume entre caracolas?
Dime amor, huele mi perfume,
ama mi instante, sueña con
tu sombra, con tu recuerdo,
inventa la estrella, ama el infinito
exhala perfumes inquietos
y dormidos silencios de placer.
¿Por qué no me dices que me quieres?
Hambre de mis venas,
Elegíaca amaca,
Luz de mis luces,
Entrada de mis penas,
Novela sin escribir,
Amor de mi vida.
¿Qué quieres que te diga más?
¿Qué? ¿Qué sueñas?