domingo, 15 de marzo de 2009

Etapas en la formación del español.


-->
Etapas en la formación del español.
- Etapa prerromana: diversidad lingüística (vasco, tartesio, ibero, celta...).
- Etapa de la invasión romana: se impone el latín vulgar sobre el sustrato de las lenguas
peninsulares.
- Etapa de la invasión de los pueblos germánicos: se conserva el latín, al que se incorporan
términos germánicos.
- Etapa de la invasión árabe:
- En Al-Ándalus conviven el árabe y el mozárabe (dialecto del latín);
- En los reinos cristianos se desarrollan los dialectos del latín: gallego-portugués, astur-leonés, castellano, navarro-aragonés y catalán.
Características del español de América.
Introducción:
Uso del castellano por parte de los hablantes de Hispanoamérica, como resultado del proceso cultural y lingüístico de hispanización. Fue un proceso lento y gradual, influido además por fenómenos de sustrato, superestrato y adstrato. El castellano llevado a América es el del siglo XVI, y la variedad y riqueza que muestra en Hispanoamérica no es mayor de la que podemos encontrar en España. Presenta, por tanto una fuerte homogeneización, especialmente entre las capas cultas de la sociedad.
Rasgos característicos:
- Fonéticos: son los propios del andaluz, por el gran número de colonizadores que procedían de esta región: seseo, yeísmo, aspiración de la s final de sílaba o palabra, aspiración de la h- y relajación de la -j-, junto con la frecuente pérdida del la d (en construcciones de participio, por ejemplo).
- Otros fenómenos fonéticos debidos a razones sociolingüísticas, más que dialectales, son vulgarismos, como la confusión de vocales átonas (sigún por según), la conversión de diptongos en hiatos: rial por real, y la reducción de grupos consonánticos: dotor por doctor.
- Morfosintácticos:
- uso del pretérito perfecto simple en lugar del compuesto, perdiéndose la oposición hablé / he hablado.
- uso del imperfecto de subjuntivo, cantara con su antiguo valor de pluscuamperfecto de indicativo: había cantado
- uso frecuente de perífrasis de infinitivo con valor de futuro: he de verlo por lo veré
- abundancia de perífrasis de gerundio: ¿Cómo le va yendo? por ¿Cómo le va?;
- uso de haber y hacer como impersonales concordados con el CD: hacían dos años que no te veía; Habían dos caballeros.
- adjetivos con valor adverbial: camina lento (también se extiende en España).
- uso muy frecuente del diminutivo, incluso adverbial: ahorita, lueguito.
- apócope de primero, tercero, postrero, incluso con femeninos: primer pregunta.
- anteposición del posesivo: ¿Cómo está usted, mi amigo?;
- presencia de n enclítica con los pronombres me, te, se : vuélvanse;
- abundancia de pronombres átonos pospuestos había ya ídose;
- uso de algunos verbos como reflexivos, a diferencia de España: enfermarse;
- expresiones adverbiales como no más, recién, cómo no (valor afirmativo);
- que en lugar de donde, cuando, como: Fue entonces que (=cuando) le vi
- diferente uso de las preposiciones: caer a la cama, arriba de la mesa.
Léxicos:
Se incorporan al castellano palabras nativas (del Araucano, del Náhualt, del Caribe, delQuechua, del Guaraní), que han pasado también a otras lenguas modernas.
Algunas palabras (o sus significados) consideradas arcaicas en España, se conservan: liviano, enojo
Palabras con significado diferente: saco (chaqueta), chulo (bonito);
Profusión de derivados construidos con los sufijos –ada: muchachada, bailada; -ear, -iar: cueriar (azotar), difuntiar (matar);
Préstamos de otras lenguas: inglés, en la zona norte y Puerto Rico; italiano en Argentina; portugués en Uruguay; galicismos en la región del Plata..
Áreas del español de América: Según Henríquez Ureña, pueden distinguirse cinco:
- Mejicana (sustrato náhualtl): Méjico y América central y suoreste de EE.UU.
- Antillana o del Caribe (influjo del caribe y del arahuaco): costa de Venezuela y
Colombia atlántica.
- Andina: interior de Venezuela, resto de Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y norte de
Chile y Argentina.
- Chilena: centro y sur de Chile.
- Rioplatense: Paraguay, Uruguay y buena parte de Argentina.

1 comentario:

Anónimo dijo...

hola me sirvio mucho

LA MISIÓN DE EDUCAR

Educar es lo mismo que ponerle un motor a una barca. Hay que medir, pesar, equilibrar... y poner todo en marcha. Pero para eso uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, que ese inexperto barco mientras uno lo trabaja, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hasta islas lejanas. Soñar que cuando un día esté durmiendo nuestra propia barca, en barcos nuevos seguirá nuestra bandera enarbolada. Manuela Fernández

A MI HONORABLE PADRE. 19/05/08

A mi honorable padre.

Me encuentro en una situación difícil, pero cómoda. Es como si flotara en el espacio de los recuerdos. Todo sabe a recuerdos, todo son momentos vividos. Si camino, recuerdo; si pienso recuerdo más intensamente; si tomo cerveza, recuerdo instantes que compartimos; si voy a la compra, él siempre está presente. Todo lo que hay a mi alrededor me recuerda a él. Sueño con su presencia. Fue una persona muy importante en mi vida y para mi vida. Le dije millones de veces que lo quería y eso me reconforta sobremanera. Ahí ando, en estos senderos me encuentro. En alguna ocasión, los lagrimales vierten alguna gota de dolor. Sigo viviéndolo mucho más intensamente que cuando me regalaba su presencia.
Fue un hombre bueno, un buen hombre. Íntegro hasta la exageración. Honesto hasta hacer de la honestidad misma su modo de vivir. Paciente como el mejor chacal que espera el movimiento de su presa para capturarla, él para ayudarla. No tenía palabras de más, las que usaba se llenaban de esperanza y de emoción contenida. Lo quise hasta la profundidad del alma compartida y amiga. Tuve poca comunicación con él en los últimos años porque se apagaba su intelecto y, a la vez, su generosidad de coloso humano.Todo huele a él; todo sabe a él; todo suena a él. A él. A él mismo.

Siempre te recordaré, siempre te querré querido papá.

IN MEMORIAM - Tu hijo Josemari.


A MI MUSA

A MI MUSA

¿Y ahora qué? Ya no estás a mi lado.
Tu presencia se deshace tal el hielo
en fuego, se fija como una obsesión
que me llena y me llega y me yaga
en tremendos nubarrones irónicos
que deshacen amapolas de sueño.
Ese sueño sutil y estremecedor
de tu voz, de tu sonrisa,
de tus angelosos labios,
purpúreos y carnosos.
¡Dímelo al oído cuando estés!
Dime que quieres sólo un susurro mío,
un agradable abrazo mío, tal vez
un espontáneo beso mío.
¡Dímelo cuando estés!
Dime que el sueño sueña,
dime que el amor ama,
dime que sin llorar lloras,
dime que no podemos hacer nada,
dime que me quieres.
¡Dímelo cuando estés!
Te quiero a morir, planeta de mis sueños.

PARA MI VIDA, PARA TI.


PARA MI VIDA, PARA TI.

Amor, azucena celestial,
que nada entre espumosas olas,
¿por qué no me dices que me quieres?
¿por qué no colocas tu dulce,
perfume entre caracolas?
Dime amor, huele mi perfume,
ama mi instante, sueña con
tu sombra, con tu recuerdo,
inventa la estrella, ama el infinito
exhala perfumes inquietos
y dormidos silencios de placer.
¿Por qué no me dices que me quieres?
Hambre de mis venas,
Elegíaca amaca,
Luz de mis luces,
Entrada de mis penas,
Novela sin escribir,
Amor de mi vida.
¿Qué quieres que te diga más?
¿Qué? ¿Qué sueñas?