sábado, 14 de marzo de 2009

ARTÍCULOS. Mariano José de Larra



ESTUDIO DE LA OBRA: ARTÍCULOS
AUTOR: Mariano José de Larra. (Romanticismo)
Obra leída del S. XIX

Evolución ideológica de Larra.
Larra acusó tal vez más que otros, el choque entre ideal y realidad. Vivió en la primera mitad del S.XIX, sobrevivió a la muerte del absolutismo encarnado en la figura de Fernando VII y puso sus esperanzas, inútilmente, en el literalismo. Algunos de los generacionistas del 98, se identificaron con él, porque la forma de sentir intensamente los males de su país, su idealismo y también su pesimismo, hicieron de Larrra, no sólo un romántico, sino también un hombre de hoy y de siempre. Siempre quiso que España abandonara el atraso económico y cultural y escogió como medio sus artículos periodísticos donde denunciaba todo tipo de abusos.
Larra decidió editar sus artículos y los clasificó en dramáticos, literarios, políticos y de costumbres, pero advirtió que su propósito era mantener el orden cronológico para reflejar mejor la época, ya que él fue testigo y cronista de su tiempo.
Artículos de costumbres. Son los más populares y de mayor calidad literaria. Muchos de ellos están inspirados en el escritor francés Jouy y las caricaturas afinadas e irónicas, recuerdan a Quevedo. También en aquellos en los que aparece un extranjero sorprendido por los acontecimientos que ocurren en España _ ¿Entre qué gentes estamos?, Vuelva usted mañana, Nadie pase sin hablar al portero, etc. _ se aprecia la influencia de Montesquieu o de Cadalso. Aparecen también en ellos, la obsesión por la censura, la necesidad de instruir a la población para reparar la grave incultura, la vanidad y la hipocresía, los funcionaros vagos, impertinentes, etc. En uno de ellos, después de hacerle ver a un funcionario que el Espado no le pagaba para fumar y charlar, este le respondió: _ “Tenga usted paciencia, que aquí no estamos para servirle a usted”_
Artículos políticos. Aparecen a partir de la muerte de Fernando VII y se centran en la gestión del gobierno y el carlismo. La ineptitud del gobierno y de los políticos son sus temas predilectos en artículos como “Por ahora”. La libertad y la justicia son temas de artículos como “La gran verdad descubierta” o en “Palabras de un creyente” en los que apela a la igualdad completa ante la ley en la que “se abra la puerta a todos los hombres, según su idoneidad, y sin necesidad de otra aristocracia que la del talento, la virtud y el mérito” La cuestión del carlismo, la aborda en tono humorístico, pero poniendo de manifiesto su rechazo más absoluto a este movimiento político que consideraba atrasado, fanático y absurdo. “Tercera carta de un liberal de acá a un liberal de allá”



Artículos de crítica literaria y dramática. Las referencias a la libertad de prensa, las limitaciones de la censura o la incultura del país, aparecían a menudo en artículos literarios y no literarios. En el artículo “Literatura”, después de hacer un breve repaso a la literatura española, concluye pidiendo “libertad en literatura y utilidad” al estilo de los ilustrados, sin distinción de escuelas. La literatura es para Larra “la expresión, el termómetro verdadero del estado de civilización de un pueblo” Al mismo tiempo criticó con dureza el teatro en artículos como “Yo quiero ser cómico” “De las traducciones”

Estructura y estilo.

• Larra utiliza como recurso más frecuente para su crítica, el uso del autobiográfico. El mismo se presenta frecuentemente buscando material que dé pie al artículo. El “yo” activo _el que busca_ se convierte en “yo”pasivo _el que escucha, el que observa _
• Otros artículos van precedidos de epígrafes: Jovellanos, Moratín, Manrique son algunos de los autores citados.
• También son frecuentes las disgresiones o reflexiones de carácter más o menos filosófico, en las que se lamenta, critica, ironiza con tanta fluidez, que nos lleva de un asunto a otro en pocas líneas.
• En otros sólo aparece el subjetivo, el activo, para mostrarnos desnuda su alma. Así ocurre en artículos tan significativos como “La Nochebuena de 1836” “El día de difuntos de 1836” “Los calaveras” “La planta nueva” o “El hombre globo”

En cuanto al estilo, Larra consideraba que la lengua no es un instrumento que se pueda fijar, sino que debe evolucionar de acuerdo con los tiempos. Alabó la claridad y la precisión y el equilibrio entre forma y contenido. Larra sufre una importante evolución. Los primeros artículos se caracterizaban por el uso de una expresión retórica, con mucho adorno de citas eruditas, pero la sencillez y la agilidad se van imponiendo en su estilo, hasta hacer de él un escritor moderno, no sólo por su estilo sino por el tema de sus artículos. Mezcla cultismos con coloquialismos, vulgarismos con arcaísmos. Utiliza frases tomadas de otros autores, proverbios y juegos de palabras. “El castellano viejo” es uno de los artículos más representativos de lo anteriormente explicado.

No hay comentarios:

LA MISIÓN DE EDUCAR

Educar es lo mismo que ponerle un motor a una barca. Hay que medir, pesar, equilibrar... y poner todo en marcha. Pero para eso uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, que ese inexperto barco mientras uno lo trabaja, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hasta islas lejanas. Soñar que cuando un día esté durmiendo nuestra propia barca, en barcos nuevos seguirá nuestra bandera enarbolada. Manuela Fernández

A MI HONORABLE PADRE. 19/05/08

A mi honorable padre.

Me encuentro en una situación difícil, pero cómoda. Es como si flotara en el espacio de los recuerdos. Todo sabe a recuerdos, todo son momentos vividos. Si camino, recuerdo; si pienso recuerdo más intensamente; si tomo cerveza, recuerdo instantes que compartimos; si voy a la compra, él siempre está presente. Todo lo que hay a mi alrededor me recuerda a él. Sueño con su presencia. Fue una persona muy importante en mi vida y para mi vida. Le dije millones de veces que lo quería y eso me reconforta sobremanera. Ahí ando, en estos senderos me encuentro. En alguna ocasión, los lagrimales vierten alguna gota de dolor. Sigo viviéndolo mucho más intensamente que cuando me regalaba su presencia.
Fue un hombre bueno, un buen hombre. Íntegro hasta la exageración. Honesto hasta hacer de la honestidad misma su modo de vivir. Paciente como el mejor chacal que espera el movimiento de su presa para capturarla, él para ayudarla. No tenía palabras de más, las que usaba se llenaban de esperanza y de emoción contenida. Lo quise hasta la profundidad del alma compartida y amiga. Tuve poca comunicación con él en los últimos años porque se apagaba su intelecto y, a la vez, su generosidad de coloso humano.Todo huele a él; todo sabe a él; todo suena a él. A él. A él mismo.

Siempre te recordaré, siempre te querré querido papá.

IN MEMORIAM - Tu hijo Josemari.


A MI MUSA

A MI MUSA

¿Y ahora qué? Ya no estás a mi lado.
Tu presencia se deshace tal el hielo
en fuego, se fija como una obsesión
que me llena y me llega y me yaga
en tremendos nubarrones irónicos
que deshacen amapolas de sueño.
Ese sueño sutil y estremecedor
de tu voz, de tu sonrisa,
de tus angelosos labios,
purpúreos y carnosos.
¡Dímelo al oído cuando estés!
Dime que quieres sólo un susurro mío,
un agradable abrazo mío, tal vez
un espontáneo beso mío.
¡Dímelo cuando estés!
Dime que el sueño sueña,
dime que el amor ama,
dime que sin llorar lloras,
dime que no podemos hacer nada,
dime que me quieres.
¡Dímelo cuando estés!
Te quiero a morir, planeta de mis sueños.

PARA MI VIDA, PARA TI.


PARA MI VIDA, PARA TI.

Amor, azucena celestial,
que nada entre espumosas olas,
¿por qué no me dices que me quieres?
¿por qué no colocas tu dulce,
perfume entre caracolas?
Dime amor, huele mi perfume,
ama mi instante, sueña con
tu sombra, con tu recuerdo,
inventa la estrella, ama el infinito
exhala perfumes inquietos
y dormidos silencios de placer.
¿Por qué no me dices que me quieres?
Hambre de mis venas,
Elegíaca amaca,
Luz de mis luces,
Entrada de mis penas,
Novela sin escribir,
Amor de mi vida.
¿Qué quieres que te diga más?
¿Qué? ¿Qué sueñas?