domingo, 24 de junio de 2007

EL TEATRO DESDE 1939




Desde la posguerra hasta la actualidad van a convivir en escena un teatro comercial, mayoritario desde mucho tiempo, dejado de cualquier planteamiento social o político con el exclusivo fin de divertir al público y un teatro renovador, en algunos casos experimental de intención artística, cultural y a veces política.

Teatro de los años 40 y 50.
Durante estos años, se prolongó el éxito que había obtenido Jacinto Benavente antes de la guerra, premio Nóbel en 1923.
Fueron de notable éxito muchas obras de teatro cómico de tipo convencional y sin ningún iteres en la actualidad y otras de carácter más innovador que buscaban promover la risa por medio de situaciones disparatadas e ilógicas, en este segundo tipo destacó Miguel Mihura autor de Tres sombreros de Copa, su primer obra teatral y una de las piezas claves del teatro contemporáneo (1932-1952) calificado de teatro vanguardista, combina el humor amargo con la ternura para poner de manifiesto el contraste entre una vida acomodaticia y vulgar, con otra plena de libertad e imaginación. Destacan por sus abundantes rupturas de la lógica y comicidad verbal. Mihura quería el triunfo en teatros convencionales, en circuitos comerciales para poder vivir de su trabajo, de modo que continuó la línea de Tres sombreros de copa y escribió un teatro que satisfizo los gustos de empresarios y espectadores.
Otro importante autor fue Enrique Jardiel Poncela, en cuyas comedias parte de situaciones inverosímiles que desenreda con sumo ingenio: Eloísa debajo de un almendro.
El estreno en 1949 de Historia de una escalera de Antonio Buero Vallejo señala la ruptura con el teatro tradicional y comienza con el drama de la posguerra, es inconformista con temas existenciales (la soledad, el fracaso, la angustia, en unos seres humanos con unas circunstancias muy concretas) y que derivará hacia el teatro social: Las Meninas, El concierto de S. Ovidio.
El teatro social es, como en la novela o en la poesía, un medio de compromiso, denuncia y protesta. Con el que dramaturgos pretenden inquietar al publico para contribuir a transformar la realidad. Además de Buero Vallejo los autores más representativos son: Alfonso Sastre con Escuadra hacia la muerte y La Mordaza. Lauro Olmo obtuvo uno de los mayores éxitos de la época con La Camisa, José Martín Recuerda: Las salvajes de Puente san Gil, José María Rodríguez Méndez: Los inocentes de la Moncloa, etc. A pesar de su favorable acogida, muchas obras de este tipo no pudieron estrenarse al ser censuradas y prohibidas, o por no contar con el apoyo de algún empresario teatral.

Teatro desde los años 60
Junto a la continuación del teatro social, asistimos a una corriente de renovación gramática. Surge así el “teatro experimental” que rompe con todo lo convencional y se sitúa al margen de la producción anterior, sus autores inspirados en las corrientes extranjeras consideran la representación teatral como espectáculo completo. Dan tanta o más importancia que al texto a los elementos extralinguísticos y usan técnicas procedentes de otros espectáculos como títeres, circo, cine, etc.
Además de Fernando Arrabal o Francisco Nieva, Buero Vallejo se incorpora a la tendencia experimental en obras como La doble historia del Doctor Valmy o El tragaluz.
En estas décadas aparecen los grupos de teatro independiente como Tábano o Los goliardos ya desaparecidos, y otros como Els Joglars, Dagoll-Dagom o Els Comediants que siguen representando hasta hoy.
Sus componentes no aceptan las normas del teatro comercial y forman grupos de teatro independiente que suelen hacer creaciones colectivas con un trabajo constante de renovación e investigación.



Revista de humor dirigida por Miguel Mihura

No hay comentarios:

LA MISIÓN DE EDUCAR

Educar es lo mismo que ponerle un motor a una barca. Hay que medir, pesar, equilibrar... y poner todo en marcha. Pero para eso uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, que ese inexperto barco mientras uno lo trabaja, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hasta islas lejanas. Soñar que cuando un día esté durmiendo nuestra propia barca, en barcos nuevos seguirá nuestra bandera enarbolada. Manuela Fernández

A MI HONORABLE PADRE. 19/05/08

A mi honorable padre.

Me encuentro en una situación difícil, pero cómoda. Es como si flotara en el espacio de los recuerdos. Todo sabe a recuerdos, todo son momentos vividos. Si camino, recuerdo; si pienso recuerdo más intensamente; si tomo cerveza, recuerdo instantes que compartimos; si voy a la compra, él siempre está presente. Todo lo que hay a mi alrededor me recuerda a él. Sueño con su presencia. Fue una persona muy importante en mi vida y para mi vida. Le dije millones de veces que lo quería y eso me reconforta sobremanera. Ahí ando, en estos senderos me encuentro. En alguna ocasión, los lagrimales vierten alguna gota de dolor. Sigo viviéndolo mucho más intensamente que cuando me regalaba su presencia.
Fue un hombre bueno, un buen hombre. Íntegro hasta la exageración. Honesto hasta hacer de la honestidad misma su modo de vivir. Paciente como el mejor chacal que espera el movimiento de su presa para capturarla, él para ayudarla. No tenía palabras de más, las que usaba se llenaban de esperanza y de emoción contenida. Lo quise hasta la profundidad del alma compartida y amiga. Tuve poca comunicación con él en los últimos años porque se apagaba su intelecto y, a la vez, su generosidad de coloso humano.Todo huele a él; todo sabe a él; todo suena a él. A él. A él mismo.

Siempre te recordaré, siempre te querré querido papá.

IN MEMORIAM - Tu hijo Josemari.


A MI MUSA

A MI MUSA

¿Y ahora qué? Ya no estás a mi lado.
Tu presencia se deshace tal el hielo
en fuego, se fija como una obsesión
que me llena y me llega y me yaga
en tremendos nubarrones irónicos
que deshacen amapolas de sueño.
Ese sueño sutil y estremecedor
de tu voz, de tu sonrisa,
de tus angelosos labios,
purpúreos y carnosos.
¡Dímelo al oído cuando estés!
Dime que quieres sólo un susurro mío,
un agradable abrazo mío, tal vez
un espontáneo beso mío.
¡Dímelo cuando estés!
Dime que el sueño sueña,
dime que el amor ama,
dime que sin llorar lloras,
dime que no podemos hacer nada,
dime que me quieres.
¡Dímelo cuando estés!
Te quiero a morir, planeta de mis sueños.

PARA MI VIDA, PARA TI.


PARA MI VIDA, PARA TI.

Amor, azucena celestial,
que nada entre espumosas olas,
¿por qué no me dices que me quieres?
¿por qué no colocas tu dulce,
perfume entre caracolas?
Dime amor, huele mi perfume,
ama mi instante, sueña con
tu sombra, con tu recuerdo,
inventa la estrella, ama el infinito
exhala perfumes inquietos
y dormidos silencios de placer.
¿Por qué no me dices que me quieres?
Hambre de mis venas,
Elegíaca amaca,
Luz de mis luces,
Entrada de mis penas,
Novela sin escribir,
Amor de mi vida.
¿Qué quieres que te diga más?
¿Qué? ¿Qué sueñas?