domingo, 24 de junio de 2007

LA NOVELA HISPANOAMERICANA. EL REALISMO MÁGICO

EL BOOM DE LA NOVELA HISPANOAMERICANA

La década de los 60´ es la de máximo esplendor. Surgen obras tan importantes como: La ciudad y los Perros de Vargas Llosa, Cien años de Soledad de García Márquez o Rayuela de Cortázar. Tuvieron mucha difusión internacional y un gran éxito editorial. Por eso se llama Boom a éste fenómeno.
Conservan junto con los anteriores autores la línea renovadora. La realidad hispanoamericana.
Hay muchos enfoques narrativos: desde el lírico, hasta el esperpéntico. Mezclan elementos reales con sucesos fantásticos.
Las técnicas narrativas:
Ruptura del tiempo y el espacio: se desordenan los acontecimientos, tiene distintos planos temporales y el lector debe armar el rompecabezas.
Variedad en la perspectiva: combinando distintas personas narrativas. Llegan a combinarse las tres personas narrativas como en: La muerte de Artemio Cruz de Carlos Fuentes.
Diversidad y mezcla de estilos: Polifonía de voces y de estilos. Refuerza distintas atmósferas narrativas.
Mezcla de lo real y lo mítico: los mitos suelen ocupar un lugar importante en la construcción del argumento.
Combinación de registros idiomáticos y creación de términos nuevos: variedad geográfica y social del continente. Además explora los límites comunicativos del lenguaje.
Participación activa del lector: el lector realiza un esfuerzo de creación y de recreación personal.
Julio Cortázar
Relatos breves y novelas. Sus cuentos son juegos de ingenio y de imaginación. Realidad cotidiana, realidades más ricas y profundas, realidad y ficción entremezcladas.
Su musicalidad, el ritmo fluido de las oraciones, la originalidad de las metáforas y lo transparente que es, hacen de Cortázar uno de los autores de la cumbre narrativa de la lengua española.
Relatos: Bestiario, Queremos tanto a Glenda.
Novelas: Rayuela, que se puede leer linealmente en 56 capítulos o con una lectura desordenada siguiendo un mapa que propone Cortázar al comenzar el libro. Eso incluye 99 capítulos más. Describe el absurdo de la realidad que percibimos. Utiliza el fragmentarismo, la despreocupación ortográfica, y la mezcla de formas de expresión.

Gabriel García Márquez



Su obra transcurre en Macondo, sitio inventado, mezcla realidad y ficción. Todo nace de su propia experiencia, de su ciudad natal, relatos de su abuela, conflictos históricos, etc.
Él les da una dimensión mítica y poética, una gran capacidad expresiva y un arte constructivo.
Cien Años de Soledad, habla de 7 generaciones marcadas por una profecía: el último de los Buendía será un hombre con rabo de cerdo. Todo se desarrolla en Macondo. Se introduce la violencia, la naturaleza salvaje, las guerras, las supersticiones, las hechicerías y los milagros poniendo un marco mágico y humano a la obra.
Otros títulos: Crónica de una muerte anunciada, El amor en los tiempos de cólera.


Mario Vargas Llosa
La realidad y los mundos míticos sacados de su propia vida y del Perú, su país de origen.
Títulos: La ciudad y los Perros, con la que se lo reconoció mundialmente. La casa Verde ambientada en un prostíbulo, Conversación en la Catedral que refleja la realidad peruana. La fiesta de chivo, que habla del dictador Trujillo.

La producción de Vargas Llosa responde a tres aspectos:
La autobiografía en tercera persona, novela realista y novela neorrealista (que convierte la realidad en materia poética), para ello su técnica es compleja ya que confunde los tiempos narrativos, crea barroquismo estructural y mezcla acciones.


Otros autores relevantes son:

Ernesto Sábato, Sobre héroes y tumbas.
Juan carlos Onetti, Juntacadáveres.
José Donoso, El obsceno pájaro de la noche.
Alfredo Bryce Echenique, Un mundo para Julio.
Isabel allende, La casa de los espíritus.
Laura Esquivel, Como agua para chocolate.
Mario Benedetti, La sirena viuda.
Álvaro Mutis, Ilona llega con la lluvia.
Luis Sepúlveda, El viejo que escribía novelas de amor.

No hay comentarios:

LA MISIÓN DE EDUCAR

Educar es lo mismo que ponerle un motor a una barca. Hay que medir, pesar, equilibrar... y poner todo en marcha. Pero para eso uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, que ese inexperto barco mientras uno lo trabaja, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hasta islas lejanas. Soñar que cuando un día esté durmiendo nuestra propia barca, en barcos nuevos seguirá nuestra bandera enarbolada. Manuela Fernández

A MI HONORABLE PADRE. 19/05/08

A mi honorable padre.

Me encuentro en una situación difícil, pero cómoda. Es como si flotara en el espacio de los recuerdos. Todo sabe a recuerdos, todo son momentos vividos. Si camino, recuerdo; si pienso recuerdo más intensamente; si tomo cerveza, recuerdo instantes que compartimos; si voy a la compra, él siempre está presente. Todo lo que hay a mi alrededor me recuerda a él. Sueño con su presencia. Fue una persona muy importante en mi vida y para mi vida. Le dije millones de veces que lo quería y eso me reconforta sobremanera. Ahí ando, en estos senderos me encuentro. En alguna ocasión, los lagrimales vierten alguna gota de dolor. Sigo viviéndolo mucho más intensamente que cuando me regalaba su presencia.
Fue un hombre bueno, un buen hombre. Íntegro hasta la exageración. Honesto hasta hacer de la honestidad misma su modo de vivir. Paciente como el mejor chacal que espera el movimiento de su presa para capturarla, él para ayudarla. No tenía palabras de más, las que usaba se llenaban de esperanza y de emoción contenida. Lo quise hasta la profundidad del alma compartida y amiga. Tuve poca comunicación con él en los últimos años porque se apagaba su intelecto y, a la vez, su generosidad de coloso humano.Todo huele a él; todo sabe a él; todo suena a él. A él. A él mismo.

Siempre te recordaré, siempre te querré querido papá.

IN MEMORIAM - Tu hijo Josemari.


A MI MUSA

A MI MUSA

¿Y ahora qué? Ya no estás a mi lado.
Tu presencia se deshace tal el hielo
en fuego, se fija como una obsesión
que me llena y me llega y me yaga
en tremendos nubarrones irónicos
que deshacen amapolas de sueño.
Ese sueño sutil y estremecedor
de tu voz, de tu sonrisa,
de tus angelosos labios,
purpúreos y carnosos.
¡Dímelo al oído cuando estés!
Dime que quieres sólo un susurro mío,
un agradable abrazo mío, tal vez
un espontáneo beso mío.
¡Dímelo cuando estés!
Dime que el sueño sueña,
dime que el amor ama,
dime que sin llorar lloras,
dime que no podemos hacer nada,
dime que me quieres.
¡Dímelo cuando estés!
Te quiero a morir, planeta de mis sueños.

PARA MI VIDA, PARA TI.


PARA MI VIDA, PARA TI.

Amor, azucena celestial,
que nada entre espumosas olas,
¿por qué no me dices que me quieres?
¿por qué no colocas tu dulce,
perfume entre caracolas?
Dime amor, huele mi perfume,
ama mi instante, sueña con
tu sombra, con tu recuerdo,
inventa la estrella, ama el infinito
exhala perfumes inquietos
y dormidos silencios de placer.
¿Por qué no me dices que me quieres?
Hambre de mis venas,
Elegíaca amaca,
Luz de mis luces,
Entrada de mis penas,
Novela sin escribir,
Amor de mi vida.
¿Qué quieres que te diga más?
¿Qué? ¿Qué sueñas?