lunes, 26 de diciembre de 2016

La Casa Museo de García Lorca en Fuente Vaqueros recibe el 'legado Altolaguirre'

 Más de dos mil volúmenes, entre estudios críticos, antologías, obras completas, revistas, correspondencia, autógrafos, fotografías, apuntes personales que componen el legado de Maya Altolaguirre, sobrina del conocido poeta malagueño integrante de la generación del 27, han sido donados al Patronato García Lorca, con sede en la casa natal del poeta en Fuente Vaqueros una vez sea clasificado para su puesta a disposición de los investigadores.

La Diputación Provincial de Granada, de la que depende el Patronato García Lorca, acaba de recibir el legado, que fue cedido en herencia por deseo de Margarita Smerdou Altolaguirre, más conocida como Maya, profesora de la Universidad Complutense que falleció en Madrid en febrero pasado y así lo había dispuesto en su testamento, fechado en 2004.
El presidente de la Diputación, José Entrena, destacó durante el acto de presentación que "el legado incluye documentos excepcionales, como la colección de cartas que Jorge Guillén le escribió junto con algunos textos autógrafos del poeta, poemas y fotografías de Vicente Aleixandre, de Dámaso Alonso o de Gil-Albert", entre otros. Un material especializado en la generación del 27 y, por tanto, "con un enorme valor documental e histórico que se incorpora ahora al Patronato Lorca y a su Museo-Casa Natal".
El legado contiene ejemplares que salieron de las diferentes imprentas que tuvo Manuel Altolaguirre y son de reseñar, por su singularidad, la primera edición de 'Jacinta la Pelirroja' o 'Pruebas de Nueva York', de José Moreno Villa, de la mítica Imprenta Sur de Málaga, aventura que compartió a partir del verano de 1925 con otro gran poeta, Emilio Prados. También está la serie de cuadernos que Altolaguirre empezó a editar a principios de los años treinta, en las que recogió breves antologías de poetas clásicos como San Juan de la Cruz, Lope de Vega o Fray Luis de León, y de poetas contemporáneos como Pedro Salinas, Jorge Guillén, Moreno Villa, entre otros, así como su propia obra poética, cuadernos que llevaban el título de 'Poesía'.
Igualmente, son importantes los que se conservan de la etapa del poeta en París, Londres y Madrid, como 'Caballo verde para la poesía', revista dirigida por Pablo Neruda (de la que se conserva el número 1, de octubre 1935), y muchos ejemplos de la producción posterior a la guerra durante su exilio en Cuba y después en México: ejemplares de 'La Verónica', imprenta de donde salieron entre otros los títulos de la colección 'El ciervo herido', en 1939, y en mayor número los de su etapa mexicana de Ediciones Rueca, Isla, Polis, etcétera.
También conservó Maya Altolaguirre documentos relacionados con la faceta de productor y director cinematográfico de su tío, algunos relativos a los trámites que hizo la familia para que llegaran las copias de la película 'El cantar de los cantares' a España a final de los años cincuenta y se pudiera proyectar, además de algunas copias de sus guiones, fotografías, prensa y programas de sus películas.
La relación de Maya Altolaguirre con el Patronato Cultural Federico García Lorca y la Casa Natal del poeta en Fuente Vaqueros se remonta a los años noventa, cuando su primer director, Juan de Loxa, colaboró con ella en diversos proyectos, como la exposición realizada con motivo del centenario de varios de los miembros de la generación titulada 'Voces del 98' o la muestra realizada en 2004 como homenaje a Manuel Altolaguirre y Concha Méndez y los poetas impresores. También, en algunas publicaciones como 'María Teresa León, gran señora de todos los deberes' o 'Doña Rosita la soltera', de Federico García Lorca, tal cual apareció el texto por primera vez en 1938, editado por Losada en Buenos Aires, enriquecida con unas viñetas de época.

El legado

La sobrina de Manuel Altolaguirre visitó Fuente Vaqueros varias veces a lo largo de su vida, participó en diversos eventos y fue benefactora ya en vida de este museo. Hizo entrega de más de 1.500 volúmenes de su biblioteca en 2003 y después hizo una segunda entrega en 2005. Junto a libros y revistas donó algunas piezas excepcionales, como un cuaderno con autógrafos del poeta Luis Cernuda, con poemas fechados en Valencia en año 1937 y un programa original de la representación de 'Mariana Pineda' en Valencia (1937), uno de los primeros homenajes que se hicieron a Lorca tras su asesinato, bajo la dirección de Altolaguirre y con la participación del propio Cernuda.
El legado era uno de los grandes proyectos de Alfonso Alcalá, director de la Casa Museo, fallecido recientemente, quien había asumido el primer reto en su última etapa como director del Patronato Cultural Federico García Lorca de la Diputación de Granada.

 

 

 http://www.elmundo.es/andalucia/2016/12/25/585fec3122601dbd5e8b4600.html

No hay comentarios:

LA MISIÓN DE EDUCAR

Educar es lo mismo que ponerle un motor a una barca. Hay que medir, pesar, equilibrar... y poner todo en marcha. Pero para eso uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, que ese inexperto barco mientras uno lo trabaja, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hasta islas lejanas. Soñar que cuando un día esté durmiendo nuestra propia barca, en barcos nuevos seguirá nuestra bandera enarbolada. Manuela Fernández

A MI HONORABLE PADRE. 19/05/08

A mi honorable padre.

Me encuentro en una situación difícil, pero cómoda. Es como si flotara en el espacio de los recuerdos. Todo sabe a recuerdos, todo son momentos vividos. Si camino, recuerdo; si pienso recuerdo más intensamente; si tomo cerveza, recuerdo instantes que compartimos; si voy a la compra, él siempre está presente. Todo lo que hay a mi alrededor me recuerda a él. Sueño con su presencia. Fue una persona muy importante en mi vida y para mi vida. Le dije millones de veces que lo quería y eso me reconforta sobremanera. Ahí ando, en estos senderos me encuentro. En alguna ocasión, los lagrimales vierten alguna gota de dolor. Sigo viviéndolo mucho más intensamente que cuando me regalaba su presencia.
Fue un hombre bueno, un buen hombre. Íntegro hasta la exageración. Honesto hasta hacer de la honestidad misma su modo de vivir. Paciente como el mejor chacal que espera el movimiento de su presa para capturarla, él para ayudarla. No tenía palabras de más, las que usaba se llenaban de esperanza y de emoción contenida. Lo quise hasta la profundidad del alma compartida y amiga. Tuve poca comunicación con él en los últimos años porque se apagaba su intelecto y, a la vez, su generosidad de coloso humano.Todo huele a él; todo sabe a él; todo suena a él. A él. A él mismo.

Siempre te recordaré, siempre te querré querido papá.

IN MEMORIAM - Tu hijo Josemari.


A MI MUSA

A MI MUSA

¿Y ahora qué? Ya no estás a mi lado.
Tu presencia se deshace tal el hielo
en fuego, se fija como una obsesión
que me llena y me llega y me yaga
en tremendos nubarrones irónicos
que deshacen amapolas de sueño.
Ese sueño sutil y estremecedor
de tu voz, de tu sonrisa,
de tus angelosos labios,
purpúreos y carnosos.
¡Dímelo al oído cuando estés!
Dime que quieres sólo un susurro mío,
un agradable abrazo mío, tal vez
un espontáneo beso mío.
¡Dímelo cuando estés!
Dime que el sueño sueña,
dime que el amor ama,
dime que sin llorar lloras,
dime que no podemos hacer nada,
dime que me quieres.
¡Dímelo cuando estés!
Te quiero a morir, planeta de mis sueños.

PARA MI VIDA, PARA TI.


PARA MI VIDA, PARA TI.

Amor, azucena celestial,
que nada entre espumosas olas,
¿por qué no me dices que me quieres?
¿por qué no colocas tu dulce,
perfume entre caracolas?
Dime amor, huele mi perfume,
ama mi instante, sueña con
tu sombra, con tu recuerdo,
inventa la estrella, ama el infinito
exhala perfumes inquietos
y dormidos silencios de placer.
¿Por qué no me dices que me quieres?
Hambre de mis venas,
Elegíaca amaca,
Luz de mis luces,
Entrada de mis penas,
Novela sin escribir,
Amor de mi vida.
¿Qué quieres que te diga más?
¿Qué? ¿Qué sueñas?